Poniendo Caos en el Orden…

“Así esperamos ese momento que el mundo llama noche,

porque marca el ocaso de sus esperanzas,

y que llamamos mañana,

porque entonces el Lucifer divino se levantará en nuestros corazones”

León Bloy, Incendium Amoris – Introducción al libro de Ruth

 

El caos y el orden siempre han sido una parte vital de todas las cosmogonías, teorías, visiones, mitos y leyendas del mundo.

Citemos algunas de ellas.

En la Grecia Antigua se decía que del caos nacen los dioses.

En China, se asocia al caos con círculo y con la serpiente que se muerde la cola, llamando al caos “el huevo cósmico”.

En los textos dela Cábala, se dice que Adam Kadmon surge del caos.

En los textos tibetanos como el Libro de Dzyan, se dice que en el caos está Todo lo que espera llegar a ser.

Entre los pueblos sumerios se decía que el Eufrates y el Tigris nacen de las aguas negras y caóticas de las altas montañas.

Según la Biblia, en el Génesis se dice que el cielo y la tierra son creados de la fuerza activa de Dios que se mueve en el caos.

Para Platón, el caos es la fuente de los Arquetipos de los cuales procede todo lo creado.

Entre las tribus nómadas norteamericanas, hay un dios llamado Manitú quien surge de la noche sin estrellas como boca de lobo, hermosa alegoría con que representan al caos.

Entre las leyendas y mitos nórdicos, está la del gran abismo congelado llamado Ymir, que es la fuente de los 2 elementos primordiales.

Entre los elementos que auspician el caos, está el agua, el gran disolvente, y deberíamos recordar que estamos en la era de Acuario. Esto implica una modificación en la consciencia individual, por tanto, en la colectiva.

La crisis es una manifestación del caos, porque indica que el modelo de orden establecido ya no da más y que debe modificarse el paradigma existente.

Hay crisis, social, económica, política, educativa, del lenguaje, religiosa, institucional, personal, de ciudad, de país, regionales, mundial, del ecosistema, de las relaciones con la naturaleza, militar, de pensamiento, de liderazgo, de dirección, de valores, de soluciones, de todo.

“Haz lo que tu quieras es el Todo de la Ley” es el lema de la Libertad hacia la confrontación asociada al caos.

El caos es creación, reordenación, recreación, movimiento, sinergia.

Es el método como la vida reinicia o recicla sus energías.

El caos requiere de 2 fuerzas en interacción, conflicto u oposición para actuar.  Con una sola fuerza no se puede dar el Caos.

La tercera fuerza, la que sintetiza, estabiliza y equilibra es la del Orden.

Para que haya una nueva creación, se requiere el desequilibrio, el rompimiento del orden, que nuevamente se desestabilice la polaridad.

¿Provee el orden libertad?  Hay quien cita el ejemplo del grafito que son moléculas de carbono desordenadas, y del diamante que son moléculas de carbono ordenadas. Claro que el diamante cuesta muchísimo más y, en apariencia, es mucho más hermoso que el grafito, en cambio, el grafito permite escribir.  Depende de a que da más valor cada persona.  Personalmente, prefiero el grafito, con el que escribo y dibujo, que da el calor necesario para la obra creativa, a la fría y frívola belleza del diamante.  Obviamente, las señoras no piensan lo mismo.

Alguna vez, leí en un texto de Jorge Angel Livraga, que el orden es como los militares y el caos como los hippies.  Me parece que está acertado, y ojalá hubiera más hippies que militares en este planeta.

El orden permite DESENVOLVER o DESARROLLAR toda una doctrina de existencia.  En efecto, así es.  Pero esa doctrina necesita una materia prima y un trabajo sinergético  para iniciar su movimiento.  Eso es lo que provee el caos.

Me parece, por lo tanto, que la existencia personal y colectiva se mueve en una onda sinusoidal donde el caos marca la posición del valor 0, y el orden marca la posición del valor 1.

La mayor parte del tiempo, la vida debe discurrir en un semi-equilibrio entre los dos valores polares, ya que el mayor recorrido de la onda pasa entre la consolidación y ascenso de las fuerzas desde 0 hacia 1, y, cuando se ha llegado al ideal de orden propuesto, empieza otro recorrido largo de decadencia desde 1 hacia 0, para gestar un nuevo caos que resultará en un nuevo sistema, esta vez, contrario u opuesto al anterior, y que va de0 a-1, el clímax de esa tesis y el camino de reacción y liberación del mismo, que lleva hacia otro caos, para iniciar nuevamente el ciclo, pero en un nuevo nivel o forma.  Así trabaja la evolución.

¿Es el caos malo? La misma pregunta podría hacerse del orden.  Pero ni el caos ni el orden son buenos ni malos.  Simplemente son dos instancias de la evolución propicias para una u otra coyuntura.

Cuando se requiere que haya cambios fundamentales de cualquier estructura, que se produzcan nuevos movimientos, que hay regeneración y renovación de formas de pensamiento y de actuación, por ejemplo, es necesario que impere el caos.

Por otro lado, cuando se necesita la estabilidad para el desarrollo de una nueva idea, la implementación de una nueva estructura, el desenvolvimiento de un nuevo paradigma, es el orden el que debe tener el control.

Recordemos que para el caos siempre se requiere de 2 energías o fuerzas, una en un sentido (por lo general, la que debe eliminarse o reestructurarse) y otra en sentido diferente u opuesto (la nueva visión o paradigma que pugna por nacer).

Sea que una u otra haya vencido, asomará una fuerza vertical que moverá todo hacia un cambio, que se vuelve necesario.

Es en este momento que se requiere la tercera fuerza sintetizadora del orden, para que tome esa energía nueva y vertical y la desarrolle en forma horizontal.

La cruz simboliza de manera perfecta esa simbiosis. El travesaño vertical que marca el fruto creativo generativo del caos, y el travesaño horizontal que indica el tiempo desarrollador y organizador del orden.

Por lo general, el caos no requiere de mucho tiempo para su acción, sino que es explosivo, instantáneo, inmediato.  El orden requiere de tiempo para su actuación. Por eso, históricamente, se percibe más la acción del orden que la del caos.

El caos es como la cirugía y el orden como la rehabilitación.

Es menester aclarar que el orden no es como lo han pregonado o mostrado los entes que manipulan el poder.

El orden es como la formación en V que tiene una bandada de gansos cuando emigran, o como el orden de un reloj de precisión.

El orden es dar a cada persona, animal o cosa, la posición para la que está preparada, permitir su actuación bajo ciertos parámetros generales, y respetar su libre albedrío para actuar de la manera más eficaz, coordinada y consciente, en beneficio propio y de los demás.

Por eso creo que el orden tiene más que ver con la concepción anarquista que con cualquier otra cosa.

Lastimosamente, quienes han tenido el poder en el gestar y ordenar, han tomado solamente ciertas partes de la filosofía del orden y la han aplicado para beneficio propio, pero no de los demás, y han abusado de ciertas facetas del modelo, al igual que los procesos caóticos siempre han sido acaparados por unos pocos para beneficio propio.  Por esa razón, los procesos evolutivos de la sociedad, no han sido los más adecuados para la mayoría. Con cuanta mayor razón, el proceso evolutivo del ser ha sido bastante defectuoso.

Eso imposibilita hablar de fraternidad, peor aún de igualdad, y ni que decir de libertad.

¿Qué hacer entonces?

Se precisa de un nuevo movimiento caotizador auspiciado por las energías del tríptico fundamental LIF, para generar una fuerza que se oponga a la actual, y cuando se haya dado la creación de esos arquetipos, tomar las riendas del proceso organizador subsiguiente.

Hay que saber cómo, cuándo, dónde, con quién, en quién, con qué, en qué y porqué utilizar esas dos energías.  Ahí está la sabiduría.

Para eso, la primera tarea es “Hombre, conócete a ti mismo”.  No podemos extender hacia fuera lo que no tenemos por dentro.

Bajo esta perspectiva, el objetivo de los trabajos iniciáticos a través de escuelas y hermandades esotéricas adquiere fuerza, validez y actualidad, ya que consiste en el perfeccionamiento del hombre para que este, a su vez, perfeccione su entorno, respetando esa secuencia: primero el hombre, luego el entorno.

No resulta eficiente ni provechoso el querer ir perfeccionando las dos cosas al mismo tiempo. Un proverbio árabe reza: “No se pueden montar dos camellos al mismo tiempo”. Primero lo primero, y eso es, organizar nuestro mundo interior, hasta cierto nivel de despertar de conciencia, al menos.

Peor aún si aspiramos a perfeccionar el entorno para que de rebote nos llegue la perfección a cada uno de nosotros. Es como pedirle a un estudiante del jardín de infantes que haga una neurocirugía, y esperar que al final podamos aplaudirle.

Para eso, es imprescindible dejar de vivir aferrados al mundo de las apariencias tranquilizadoras en que nos han aprisionado dos siglos de reduccionismo materialista y sus teorías doctrinales de un orden irrealizable.

Esa primera decisión es el caos primigenio que dará nacimiento a nuestro nuevo ser interno.

Ese es el sentido de los grandes mitos del fuego y de la luz, de la iluminación, de la liberación, de la regeneración de la vida, a saber, Prometeo, de Baphomet, de Lucifer.

Prometeo nos indica que hacer.

Baphomet nos indica como hacerlo.

Lucifer es el sendero para realizarlo.

Hay que robar el fuego a los dioses.  Hay que quitar lo que da poder a los poderosos. Hay que igualar a los hombres con los dioses, o a los dioses con los hombres, entregando en un acto caótico consciente, el secreto del poder, aunque haya que esperar a Hércules para que nos libere de la segura persecución y tormento que ello conlleva.

Hay que encontrar a nuestro Prometeo interior y que nos entregue el secreto del poder, robarlo, usarlo.  Solo entonces aparecerá nuestro Héroe interior, nuestro Hércules interno quien nuevamente desafiará a los dioses, al terminar con la maldición del orden impuesto por ellos y sus incomprensibles castigos a quienes se atreven a desafiarlos.

Baphomet nos habla con su cabeza pentálfica, indicándonos la manera dual de encontrar la Luz que nos guíe hasta el Olimpo, para allí robar el fuego creador.

Lucifer es quien nos da la Luz para llegar a ese secreto y esa, hay que buscarla en la más densa oscuridad.

Cuando nos hayamos decidido a dar ese salto cualitativo, poniendo en movimiento dos de los factores indispensables para la iniciación real, a saber, el deseo y la voluntad; entonces debemos empezar a recorrer el sendero de la oscuridad del Norte, que nos enfrentará a las consecuencias de esa explosión creativa que llamamos “piedra bruta”, y empezar a desbastarla, o sea, ordenar nuestra psiquis y nuestra personalidad, eliminar todo lo denso que no permite brillar a nuestra llama interior.  Este es un proceso de orden que, junto al proceso inicial, nos proveerán de una nueva visión del ser, del mundo, de la vida, del cosmos.

Por lo tanto, considero al caos el momento luminoso y fugaz, y al orden el sendero oscuro y prolongado, los cuales, juntos, llevan al nacimiento del Nuevo Ser, del Nuevo Hombre, y por consecuencia, del Nuevo Orden Secular.

Se requiere de esa nueva visión esencial para poder descubrir otras alternativas que provee la evolución, ya que sin ella, estaremos ciegos ante ellas, aunque se posen frente a nuestras narices.

Si no hay ese trabajo, será como una casa con la misma fachada destartalada y con malas y peligrosas estructuras, a la que hemos dado una manito de pintura con otros colores y con una marca de pintura que, según el vendedor, es con la que se pintan las hermosas y exclusivas mansiones de Miami, y pretender que con eso ya tenemos una nueva casa, más habitable y segura que la anterior, e incluso, que estamos en Miami.

Carece de toda lógica y certeza de éxito, el que pretendamos buscar alternativas reales sin antes haber desbastado nuestra piedra bruta y sin haber redescubierto al hombre interior y todo el potencial de la fuerza espiritual que posee en su interior, sin habernos revitalizado con ella, haberla vivenciado, permitiéndole que nos vivifique y así llegar a una verdadera conexión y comprensión de la naturaleza.

Pero si, por el contrario, nos centramos en la vía y el avance iniciáticos verdaderos, podremos finalmente, crear el Nuevo Orden Secular.

En el Nuevo Orden Seglar, los Dioses Exteriores, sea del calibre y del tono que sean, humanos o divinos, ya no impondrán su orden y voluntad en y entre nosotros, sino que cada uno de nos, seremos los gestadores y desarrolladores de nuestro propio orden y del orden colectivo.

Entonces, no necesitaremos dioses, porque seremos dioses.  Ese es el objetivo del sendero luciferiano de la iniciación.

Ahora, ¡el gallo ha cantado!.

La hora ha llegado…

Es tiempo de despertarnos.

Es hora de rebelarnos.

Es el instante para ponernos de pie.

Es el momento de vivir el lema iniciático: HOMO EST DEUS.  Hombre, eres Dios.

Victor Izurieta

Anuncios

Del solsticio, navidad, fin de año y otras hierbas…

Llegó otra vez la época más “festiva” y “llena de amor” de todo el año…

Festiva, porque así es como lucen los grandes centros comerciales, abarrotados de regalos “que expresan amor” y con un exhuberante consumismo, que es, digamos mas bien, asfixiante, alienante y vergonzoso…

Amor, claro, muchísimo amor, pero amor al dinero, a la banalidad, a las apariencias y a la compra de indulgencias para la consciencia… Si, porque eso son esos centros de monopolio, centros de comercio de la consciencia, de venta de irresponsabilidad con la vida y con los seres humanos, de comercio con los sentimientos más nobles del ser en beneficio de los mercaderes de la “alegría”, de la “bondad” y de lo “hermoso”.  Mercaderes de la vergüenza, nada más.

Hay tantísimo “amor”, como el que reciben los niños y las madres que están afuera de esos centros intentando unirse a la cadena de lucro, copada por los grandes monopolios, tratando de ganar algún dinero, para ellos también tener una “alegre y feliz navidad” y “recibir al niño dios”. Niños y madres que son retirados, a veces por la fuerza, porque el “amor” de los dueños del monopolio es tan “grande”, que no soporta la competencia, por ínfima que sea.

¡Qué grandes marketineros y productores de porquería son esas religiones que han producido y publicitado esa mercancía sensiblera llamada “niño dios”, empaquetada y distribuida por sus amantes, los grandes negociantes del mundo!

El robo de estas fechas, que energéticamente son muy importantes para la Tierra y los seres que habitamos en ella, ha sido tan descarado pero tan favorable para estos personajillos miserables y desalmados, que con eso tienen aseguradas muchos renacimientos de dolor y compensación… La Justicia Cósmica, a diferencia de la humana, si es confiable.  Todos ellos y quienes se cobijan bajo este paraguas agujereado para cegarse ante la realidad del cambio y de la evolución de la consciencia, tendrán su justa compensación… Eso se llama karma y es inflexible e inexorable.

Por eso, no gasto más energía en esa basura mercantil sino en intentar exponer lo que pasa y pasará en nuestra Tierra a partir de estas fechas… (Profeta no soy, pero si intento leer los símbolos y los signos)

Iniciaré con algunas fechas y algunos datos:

A) El solsticio de invierno en el hemisferio norte y de verano en el hermisferio sur inició el miércoles 21 de diciembre y culmina 3 días más tarde, el 24 de diciembre.

B) El 23 de diciembre inicia la Luna Nueva, es plena el 24 y el 25 culmina la misma.

C) Solsticio quiere decir “Sol estático”, porque da la impresión de que el Sol, en su aparente recorrido por la eclíptca, no se mueve durante esos 3 días, en esa posición relativa con respecto al observador desde la Tierra.

D) La luna nueva es cuando la Luna, desde el punto de observación aparente de un observador desde la Tierra”, muere.

E) En el solsticio de invierno y durante 3 días, el Sol, aparentemente, muere.

F) “Todo vibra” es uno de los principios herméticos por los que se rige la vida manifestada e inmanifestada, es decir, utiliza la forma de una onda vibratoria. Una onda tiene un inicio o “nacimiento” que marca el plano de la onda, un ascenso sobre el plano, un climax de la onda o “plenitud”, un descenso en el plano, un corte al nivel del inicio o “muerte”, un descenso hacia la parte “negativa” u “oculta” o “secreta” de la onda, un climax “negativo” o punto de “gestación”, un ascenso por la parte negativa hasta llegar al punto de inicio, en un período próximo o nuevo.  Es decir, lo “negativo” u “oculto” (asociado con la muerte, aunque mas bien es “no visible”) es el gérmen de todo inicio, y lo que llamamos “muerte”, no es más que pasar al plano “oculto” o “no visible” de la onda.

G) “Todo se desenvuelve como un ciclo” es otra ley de la vida que agrupa los principios herméticos de “Todo es polar”, “Tal como es arriba es abajo”, “Todo se mueve rítmicamente”, “La generación requiere lo masculino y lo femenino” y “Toda causa tiene su efecto” (El Kybalion).

H) La muerte en un plano es el nacimiento en otro plano.

I) La muerte en una forma de vida es la gestación de la siguiente forma de vida.

J) “Todo es mente”, es decir, “Todo es Energía”, es el principio hermético que define la sustancia primaria de la vida.

Año celta

Con estos elementos, puedo decir, que el Ciclo Solar, al ser un ciclo y moverse como una onda, debe pasar por las 4 fases con 2 puntos de transición, por lo cual, no es de extrañar, que existan 4 estaciones.  Lo mismo sucede con el mes lunar y con el día que tiene 4 fases y 2 transiciones muy claras.

Los solsticios son los puntos de “gestación” y “plenitud”.  En el mes lunar (el adecuado cósmicamente) son la luna nueva y la luna llena. En el día, estos puntos son el mediodía y la medianoche.  Los dos son las caras de la misma moneda.

El año nace o se manifiesta en el equinoccio vernal o de primavera, crece hasta su plenitud en el solsticio de verano, decae en el equinoccio de otoño y muere para gestarse para un nuevo ciclo en el solsticio de invierno.

El día nace o se manifiesta en el alba o aurora, crece hasta su plenitud en el mediodía, decae en el atarceder u ocaso y muere para gestarse para un nuevo ciclo en la medianoche.

La naturaleza, el ser humano, la Tierra, el Universo, el Todo, tiene exactamente las mismas fases y puntos de transición.

La energía es similar o análoga para todo y para todos en los puntos de la onda.

Horus, Krishna, Hermes, Cristo, Buda, Mithra, etc… son todos símbolos de una misma forma de energía, la energía que conecta las formas energéticas inferiores con las superiores, es decir, son el puente que permite la conexión y reencuentro de las formas de energía de baja frecuencia con las de alta frecuencia, proceso por el cual, la energía llamada Consciencia, puede ascender, como en una escalera, desde planos de consciencia inferior, es decir, atada a procesos estrictamente materiales y objetivos, hacia planos de consciencia superior, es decir, metafísicos y subjetivos.

Los seres humanos tenemos esa posibilidad, ya que somos también energía, y tenemos todos esos planos como estructura de nuestra composición interna, aunque muchos estén activos y otros unicamente latentes. Pero, están ahí, listos para la reconexión, por medio de esa energía llamada Crística, del Eón de Horus, Búdica, Hermética, etc.

Aquí quiero hacer una nota aparte. Debo decir que los cristianos se apoderaron de esas fechas para asociarla con su Jesús, el cual, llegó a ese estado llamado Cristo.  Por lo tanto, la navidad no es sino el festejo, que se pierde en la noche de los tiempos, donde se celebra la muerte del Sol y su gestación a la vida,  en la constelación de Virgo (la Virgen), que luego deberá “nacer a la vida” en el equinoccio vernal.  Esa victoria del Sol sobre la muerte, o el Sol Invictus, es lo que se festeja en estas fechas.  La fiesta pagana antigua no ha muerto, sigue viva y vigentem gracias a la ignorancia de quienes la siguen practicando, sin siquiera averiguar su origen.

Prosigamos con el razonamiento anterior…

La Tierra, el Sistema solar, la galaxia, la constalción, el universo, también son formas de energía, por lo tanto, también tienen procesos energéticos análogos a los del ser humano, de la naturaleza, del año, del día, del Todo.

La gestación de la Tierra referente al Sol en el solsticio de invierno nos afecta directamente como piezas inmersas en la gran red sincrónica de la vida.

La gestación de la Tierra referente a la Luna en la Luna Nueva nos afecta más directamente como lo demuestra claramente en sus efectos sobre el agua, la naturaleza, las criaturas vivas, etc.

Esta gestación se produce en el día, en el mes lunar, en el año solar y en el año cósmico.

Este 24-25 de diciembre, 4 horas antes y 4 horas después de la medianoche, la conjunción energética es triple: Gestación solar, gestación lunar y gestación del día.

Este triángulo energético marcará un gran caudal de energía de gestación, que puede ser aprovechado por las personas para gestar sus metas y propósitos en los 3 nuevos ciclos (día, mes y año), con la inmensa sincronzación de que el último ciclo, el solar, culmina el 21 de diciembre del 2012, fecha que también culmina una fase del año cósmico.

Es decir, este próximo año, las energías que se moverán en el planeta, serán estrictamente de “gestación”, no de nacimiento ni madurez ni decaimiento. Serán energía de “muerte” y “gestación”.

Debemos “morir” para todo lo viejo que ha llevado al estado crítico y dañino de la civilización actual.  Si conocemos como se mueve la onda, sabremos que no vale la pena desperdiciar energía en conservar: el status actual, la sociedad actual, la forma de pensar actual, la religión actual, la economía actual, la política actual, la forma de vivir actual basada en la estricta racionalidad, lo analítico, lo reduccionista y lineal con sus valores expansivos, competitivos, cuantitativos y de dominación. No vale la pena, porque está en su fase de muerte.  Nuestra ayuda debe ser para destruir ese viejo orden.  Destruir la casa vieja para construir una nueva.

Debemos “gestar” lo nuevo, una nueva forma de pensar y de vivir, de relacionarnos y de actuar.  Una nueva espiritualidad basada en la posibilidad de cada ser humano de tener un reencuentro con su Espíritu, una Política basada en la Consciencia de Hacer lo Correcto no por coerción o la fuerza, sino la Consciencia y la Responsabilidad. Una nueva sociedad Tolerante y respetuosa de Todas las formas de Vida y de la Gran Madre de Todos los seres, la Tierra.  Un red comunitaria global de relaciones que añada la intuición a la racionalidad, la síntesis al análisis, lo holístico a lo reduccionista y lo no lineal a lo lineal. Un red de relaciones entre los seres cuyos valores sean la conservación, la cooperación, la calidad y la asociación. Una sociedad global basada en la Consciencia del rol de cada ser en el gran mapa de la vida.

Este es un fin de año que marca el inicio del año solar final hacia ese cambio.

Podemos vivir este período de la forma más consciente y voluntaria y entender que todo cambio involucra sacrificio y dolor, pero que es necesario para lo nuevo.  Es el sacrificio y el dolor que experimenta una madre al dar a luz a su bebé.

Nuestra Gran Madre la Tierra, está gestando en estas fechas la Nueva Era… Que seamos células conscientes en este proceso para ayudar con responsabilidad a ese nacimiento benéfico para los seres que queden y que vendrán luego…

¿Desea hacer un pequeño pero profundo trabajo en esta fecha?

Muy bien. Utilice las técnicas que conozca para tomarse unos minutos y meditar profundamente en la muerte, en el gran misterio que esto conlleva y lo necesario que es este proceso en el momento de la historia actual.  Imagínese como el planeta está gestando nueva vida, una nueva de red de consciencia, una red de protección a todos los seres. Mírese a usted mismo como un punto de energía vivificante dentro de esa red.  Mire lo que desea en este próximo día, en este próximo mes y en este próximo año. Mírese realizando sus propósitos en armonía con la red de la vida.  Agradezca profundamente a su Ser de Energía Interior por ayudarle a comprender lo trascendente de este momento y de los procesos que está viviendo como arte de la matriz de la vida.  Coloque 2 velas frente suyo. Encienda la vela de su izquierda y durante unos momentos asociela con la Tierra, con usted, con su entorno.  Apágela y mientras lo hace piense en lo vital y necesario de este proceso. Durante unos instantes, permanezca sintiendo la oscuridad de la Matriz de la Vida, siéntase en ella, como el embrión de la nueva vida. Encienda la vela de la derecha mientras imagina el nuevo ciclo y todo lo nuevo que vendrá en el próximo ciclo.

En vista de lo dicho anteriormente y deseando que la Consciencia sea la Reina en el Corazón de todos…

De todo corazón…

¡FELIZ NUEVO CICLO DE VIDA PARA TODOS LOS SERES DEL COSMOS!

Victor/24 dic.

La Justicia y la ley…

¡Cuánto se ha alejado la ley y sus representantes de la Justicia!

La Justicia no es sino la reacción medida, precisa y en igual medida a la acción realizada o recibida.  No es castigo ni premio, es sencillamente, Compensación, Retribución exacta… cósmicamente, se la denomina Karma.

Una buena parte de los seres humanos, sin embargo, ha convertido a la Justicia en un arma para dañar a los honestos y uno de los medios para que quienes trafican con la misma, abogados, jueces y demandantes corruptos, se llenen los bolsillos de dinero mal habido y causen dolor, pesar y sufrimiento a quienes actúan honestamente.

Demandantes que mienten, inventan testimonios y compran testigos, sobornan y compran inconciencias. Abogados que cobran al uno y al otro para “defender” al malvado mentiroso y hundir a quienes supuestamente defienden. Jueces que no aplican la ley y que juzgan a ciegas, sin imparcialidad y con juicios de antemano comprados.

¡Esa es la justicia del hombre! Mas bien, la injusticia del hombre.

Esa es la  dizque justicia del hombre, que de a poco ha ido carcomiendo a esta sociedad basada en leyes humanas, cada vez más imperfectas y más sesgadas, realizadas para defender a los corruptos y exterminar a los honestos.

Pero, el Cosmos si lleva la verdadera Justicia y la ley de Retribución, de Causa y Efecto, se cumplirá inexorablemente y todo lo que hemos sembrado, cosecharemos.

Entonces vendrán los lloros y lamentos de todos estos seres que, en apariencia, ahora disfrutan y gozan de impunidad, porque la retibución que recibirán será igual a todo el daño y dolor acumulado que han causado.

La civilización ha sembrado eso y toda la civilización, como lo estamos viendo a cada momento, ya está empezando a sentir la retribución respectiva.  Todo el mal que se ha causado a la Tierra, a los seres vivos que habitan en el y a los seres humanos ahora se volverá contra quienes lo han causado.

Pero no solo es culpable quien realiza el daño, sino también quienes lo permiten y quienes no alzan la voz contra todas esas injusticias. Y también la compensación será para todos, en la medida de nuestra responsabilidad o irresponsabilidad.

¡Qué nuestra consciencia nos juzgue, porque aunque lo querramos, no nos podrá exculpar de nuestros actos o nuestras omisiones!

¡Protestemos! ¡Levántemos nuestra voz contra los atropellos!

Aunque al principio solo sea un murmullo, crecerá hasta convertirse en un tsunami que barra con los corruptos en todas sus formas y manifestaciones…

¡El tiempo de actuar es ahora! Mañana… quizás ya no exista el mundo como lo conocemos.

Victor / 18-dic-2011

El Sendero del Retorno al Uno

Ningún símbolo es más adecuado para ilustrar el sendero de retorno a nuestra Patria Celestial y los trabajos de autorrealización propios del candidato que el tabernáculo construido y transportado por los israelitas durante los 40 años de vagar por el desierto, luego de su liberación de Egipto, cruzar del Mar Rojo, ser seleccionados en el monte Hebrón (Sinaí) y antes de ingresar a la tierra de Canaán, la tierra prometida.

Este símbolo es importante pues en base a este se desarrollan los símbolos posteriores: El Gran Templo de Salomón, la cosmogonía y teogonía de la Cábala (Kabalah) y el drama del Cristo.  Como respaldo de este gran símbolo tenemos la Gran Pirámide de Egipto, testigo del drama cósmico universal e individual.

Sección del Tabernáculo
Tabernáculo de los hebreos

Empecemos entendiendo los sitios mismos y símbolos de qué son:

EGIPTO.-  EL mundo alejado de sus mundos espirituales, internos, esclavizado a la materia (Cuando Cristo era un niño también debió descender a Egipto y de allí fue “llamado” por su Padre) (Malkuth, el Reino en la Cábala) (El pasaje inferior y el Pozo en la Gran Pirámide)

CANAÁN.- El mundo espiritual, nuestra Patria Celestial (donde Cristo realizó su ministerio) (Kether, la Corona en la Cábala) (La Cámara del Rey en la Gran Pirámide)

ISRAEL.- El pueblo escogido, aquellos que son liberados de su esclavitud a la materia y avanzan en su camino hacia sus mundos internos, el candidato en los misterios, Aquel que toca la puerta aún vendado, descalzo y guiado por quien ya conoce el camino (Moisés, Cristo, Krishna, etc.) (Cristo hasta los 30 años de edad) (Los 32 senderos de la Cábala)(El paso por las galerías de la Gran Pirámide)

40 AÑOS.- El peregrinaje que hizo Israel para entrar a Canaán.  Igualmente el candidato debe peregrinar durante 4 x 10 (4, el mundo, los 4 puntos cardinales, la materia) años/días/períodos (durante un ciclo completo {1 y 0, los 2 aspectos de la creación, lo positivo y lo negativo, el hombre y la mujer, Jakin y Boaz, la nada [0] y la generación [1]})  40 días subió el Mediador, Moisés al Sinaí a “recibir la Ley”.  40 días estuvo Cristo en el desierto y al final tuvo las tentaciones y finalmente se le “abrieron los cielos”. 40 períodos debe pasar para que el candidato engendre sus cuerpos internos que le permitirán acceder a “los cielos”.

LOS LEVITAS.- La tribu escogida que estaba separada para el servicio relacionado con el tabernáculo y otras tareas sagradas.  No obstante, estaban fuera del tabernáculo y no podían acceder a la Corte, pero ellos eran los únicos que podían transportar los enseres del mismo.  Aquel que recibe “el llamado”, que percibe que hay “algo más” aparte del mundo material, que abre su visión”, debe empezar con trabajos preparatorios para poder acceder a cosas internas, profundas y la mayoría tiene que ver con la forja de su personalidad, representada por el trabajo físico que efectuaban los levitas.

LOS SACERDOTES.- Eran levitas de la familia sacerdotal de Aarón, el hermano de Moisés.  Los 2 representan los 2 aspectos de un iniciado, sacerdote (Aarón) y regente (Moisés, líder, rey) de sus actos y a través de los cuales han atravesado la puerta y ahora tienen percepción de las realidades superiores.  Estos eran los únicos que podían efectuar los trabajos relacionados con la adoración dentro de la Corte e incluso podían llegar hasta el Santo y alimentarse de los panes, disfrutar de la luz del candelabro y ofrecer incienso.

EL SUMO SACERDOTE.- Aarón o uno de sus hijos (solo había uno) y era el único que podía acceder al Sancta Sanctuorum, donde ofrecía la sangre ante el Arca de la Alianza que reposaba en el centro del compartimento interior y en el centro del Tabernáculo.

El recorrido en el Arbol de la Vida desde Malkuth hasta Kether nos permite apreciar los varios elementos que conforman el recorrido símbolico del peregrinaje del iniciado hasta su retorno ante su Padre.  Este es un trabajo individual.  Nadie puede darnos recorriendo el camino que el Cristo dijo que era “un camino angosto”.

Arbol de la Vida

Primero, debe abrir su visión a las realidades espirituales, internas, superiores y empezar la forja de su carácter (levitas), hasta que un día está preparado para enfrentarse a los misterios menores.  Este debe ser un acto consciente, no involuntario (el drama del rey Arturo y la aventura del Santo Grial es un buen ejemplo de presentación inconsciente [Sir Parsifal] y consciente [Sir Galaad]) de presentación, consagración (cómo lo hicieron los hebreos (la circuncisión) antes de cruzar el mar Rojo.  Cuando lo hubieron hecho, debieron realizar un bautismo (el cruce del mar Rojo) en agua (que simboliza la muerte para lo que eran antes y nueva vida a su nueva realidad espiritual, Cristo también lo hizo a los 30 años y antes de ir al desierto).  Es significativo que el mar Rojo mató a los egipcios (nuestros apegos carnales y mundanos) y marcó una nueva vida para los israelitas (el nacimiento a una nueva condición).

El área del tabernáculo constaba del Tabernáculo y la Corte.

La corte era un rectángulo compuesto de 2 cuadrados rodeado por lino blanco y oculto a la vista profana de aquellos que no eran sacerdotes.  En el centro del primer cuadrado estaba el Altar de Ofrendas y en el centro del otro estaba el Arca de la Alianza relacionando íntimamente los 2 símbolos.  El tabernáculo estaba en el segundo cuadrado y era un rectángulo proporcional que constaba de 2 compartimentos: el Santo y el Santísimo (Sancta Sanctuorum).

En la Corte estaba el Altar de las Ofrendas y entre este y el tabernáculo estaba la Palangana con agua para limpieza de quienes oficiaban allí.

Para acceder a la Corte existía una puerta (del doble de ancho que el velo y la cortina) que permitía un acceso no muy difícil al interior.  Ante esa puerta debían presentarse los animales que iban a ser sacrificados en el Altar.  Igualmente, el candidato que desea sacrificar sus instintos, pasiones y anhelos animales debe estar de pie ante esta puerta y llamar.  Esto marca su iniciación en los 9 (número del hombre) misterios menores (Cristo no necesitó mucho tiempo para pasar por ellos pero los hizo cuando estuvo en el desierto y fue tentado, allí sacrificó cualquier deseo inferior que tuviera) (La sephira Yesod, la Base en la Cábala) (El camino desde el pozo hacia las cámaras superiores en la Gran Pirámide).

Cuando se le permite el acceso, le es permitido realizar sacrificios (transformar su personalidad [el plomo de los alquimistas, la piedra sin labrar] a través de la muerte mística) y efectuar una limpieza de su real Ser.  A través de esto desarrolla sus cuerpos superiores que dominarán su personalidad inferior (el niño de oro [el oro de los alquimistas, la piedra cúbica, el carro del triunfo del tarot])  Esta formidable lucha fue simbolizada por las tentaciones de Satán a Cristo, el azufre y el mercurio de los alquimistas, San Miguel y el Dragón en la cosmogonía católica, las sephiroth Hod y Netzach de la Cábala) (El Hoyo en la Gran Pirámide, la fase negra del proceso alquímico)

Cuando efectúa el sacrificio final (la crucifixión final del hombre material, la sephira Tipheret en la Cábala, el descorrer el velo en el Tabernáculo ) se accede a los misterios más profundos del Universo, los 5 misterios mayores (el hombre del pie, el iniciado.  “Miren. El hombre” dijo Pilatos de Cristo antes de entregarlo para su crucifixión)

Conforme avanza en su periplo, su campo de acción es más espiritual (El Santo)  pero para acceder a este debe haber aprendido a mantener el perfecto equilibrio entre la justicia y la severidad (Jakin y Boaz, las columnas del templo de Salomón, los senderos izquierdo y derecho en el árbol de la vida de la Cábala) y avanzar por ellos (la puerta del templo, la senda recta, el sendero del filo de la navaja, el pilar central del árbol de la vida en la Cábala).  Cuando así lo hace accede a nuevos conocimientos y una iluminación superior, distinta, lo que le permite efectuar otro tipo de servicio a su Padre.  Esto se representa por los panes de la mesa de la preposición, el candelabro y el altar para el incienso. (Las 3 sephiroth superiores: Daath, el oculto, Binah y Chockmah.  El arcano 0 o 22, el Loco en el tarot, la fase roja del proceso alquímico).

Finalmente, cuando sacrifica y renuncia a su condición terrena, se rasga la cortina del Santísimo (cuando murió Cristo) y se puede acceder a los mundos superiores con el cuerpo espiritual adecuado, ante la presencia del Padre (El Arca que era iluminada por la luz milagrosa Shekinah a donde el Sumo Sacerdote, el elegido, el escogido, el ungido, el iniciado ha llegado para ofrecer su sangre a favor de si mismo y del resto, el cofre en la Cámara del rey en la Gran Pirámide, la sephira Kether en la Cábala, la fase blanca en los procesos alquímicos) empezando una nueva fase de trabajo en pro de iluminar al resto de la humanidad.

Solo así se llega a ser “piedra angular” (la cúspide o corona de la Gran Pirámide) dentro del Templo del Padre.  Esta piedra que es la primera en ser hecha, puesto que es el molde o modelo a seguir, representa al iniciado, que generalmente es desechado, despreciado, burlado, ya que es colocada a un lado por los constructores y solo es ubicada al final, cuando se ha concluido la obra y esta marca el remate final de la construcción piramidal.  El alfa y la omega, el principio y el fin, el primero y el último.

El inicio de la senda estrecha y el final de la misma, el iniciado, el hombre, uno mismo.

 Victor Izurieta

Se mueven las piezas del ajedrez del cambio…

El hombre pertenece a la Tierra... no al revés
El hombre pertenece a la Tierra... no al revés
La ceguera y ambición desmedida de los “policias del mundo” y su perverso sistema económico, militar, político y social, acelera el cambio mundial que se debe dar en la consciencia de la humanidad a nivel personal y global…
Este viejo orden debe ser eliminado para que el verdadero nuevo orden surja, no el mismo famoso “nuevo orden” de estos mismos entes corruptos, sanguinarios y perversos… Ese es el orden a destruir, no a preservar ni a maquillar, ese es el orden a destruir
Lamentablemente, esos cambios, por la inconsciencia de estos seres, no puede ser realizada armoniosa y pacificamente, sino debe ser realizada a través del fuego… este es un viejo orden destinado al fuego destructor, pero también purificador y renovador, para que de esas cenizas renazca el fénix del nuevo orden de armonía, justicia, libertad y paz necesario para una verdadera evolución del alma, de los seres y del planeta…
Todos, en este corta etapa de la manifestación que llamamos vida, deberemos pasar por la prueba de fuego hacia el nuevo umbral de consciencia… Que sea de la forma como debe ser…

http://lahoradedespertar.wordpress.com/2011/12/08/china-se-une-a-rusia-ordena-al-ejercito-prepararse-para-la-tercera-guerra-mundial/